Jennifer López se hace un selfie ¡y casi se le salen! ¡Mira el vídeo!

Muy bestia el modelito de la diva del Bronx que enloquece a Michelle Lewin

Era una noche de estreno y eligió para la ocasión un vestido que ha revolucionado Instagram, Internet y el mundo de la moda. Qué modelito y qué forma de lucirlo a sus 50 años. Lo cierto es que lo de Jennifer López es envidia instantánea de cuantas mujeres pueblan el mundo. Está estupenda y cada vez que sale en la pantalla o algún flash la enfoca no hace más que ahondar en esta verdad universal. La reina del Bronx gobierna con puño de hierro el escalón más alto de divas latinas del planeta.

Ella nació en la capital financiera del mundo, por sus venas corre sangre estadounidense, pero lleva en sus genes una bomba latina que la convierte en el icono americano por excelencia, posee lo mejor de los dos mundo. Sus mismos rasgos hablan de esta dualidad tan fantástica que se da cita en una artista de los pies a la cabeza, ya que a su talento musical, que es un raudal como hay pocos en el universo de la música, une otro tanto en el séptimo arte, donde es una de las actrices mejor pagadas y más solicitadas de Hollywood. Pero no solo eso, a semejante icono le acompaña una legión de modistas que pugnan por vestirla en los eventos más cool de Los Ángeles.

Y qué evento había en los últimos tiempos más exclusivo que el estreno de su nuevo film, ‘Hustlers’, donde Jennifer López interpreta a una espacie de madame que dirige un prostíbulo al que acuden muchos ricachones de Wall Street que van a ver como ella y sus chicas bailan para ellos, pero lo hacen de muy malas formas, lo que despierta el interés de López por vengares de ellos junto a sus compañeras de reparto, como Cardi B.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Premiere time!! #TIFF #hustlersmovie

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

Más allá de ello, hay que hablar del conjunto que eligió la diva para presentarse en la alfombra roja. Y del selfie que se hizo en este vídeo y que estuvo a punto de dejar a la vista su delantera, por los escotado de su vestido. ¡Es bestial!