Karol G nos sorprende y hace lo que nunca: Ojo a lo que vas a ver

¿Puedes creerlo?

Empezar haciendo algo y al cabo del tiempo darte cuenta de que eres mejor en algo diferente es toda una suerte. Porque terminas averiguando qué es lo tuyo, y cuando se hace algo que gusta, se nota.

Karol G no es que empezara dedicándose a algo diferente a la música es que el estilo con el que empezó a darle caña a su voz era distinto al género urbano al que hoy se dedica y que le ha llevado a ocupar el trono en el que hoy se sienta.

La niña bonita del reguetón conserva hoy día la misma cara –algo más rellenita- que años atrás y la única diferencia visible es que a Karol le ha dado por teñirse el pelo de rubio y dejar atrás la melena morena, pero se le reconoce con toda facilidad, seguro que nunca la habías visto así, en sus inicios. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

2009 ✨

Una publicación compartida de KAROL G (@karolg) el

Los inicios de la cantante no fueron nada fáciles para un estilo musical que en un primer momento siempre se identificó con lo masculino, aunque Karol, a base de trabajo y de no cesar en su empeño ha dejado bien claro que el reguetón no conoce la diferencia entre hombres y mujeres.

Reguettón en los escenarios y en su vida privada

Como si no tuviera bastante con dedicarse a este tipo de música cada vez que se sube a un escenario, Karol colocó a otro de los grandes en su vida, esta vez como pareja sentimental. Y si la artista cuelga el cartel de sold out con cada una de sus apariciones, Anuel también hace lo mismo, incluso con el tema ‘China’ han dejado claro que su complicidad se extiende más fuera de las paredes de su casa.

Entre giras, escenarios, público al que solivianta con tan solo su presencia está una Karol que empezó de otra manera, lo que son las cosas.