¡Kenia Os no quiso! pero se sentó y enseñó más de la cuenta

Un despiste muy polémico

Kenia Os está tan acostumbrada a trabajar desde casa que cuando sale a la calle en busca de tema para hablar se olvida de la etiqueta o del decoro, según se mire. Ser youtuber tiene mil ventajas pero por lo visto anda reñido con el estilo… ¿o no?

Cierto, lo de esta chica con el largo de los vestidos es un problema, el estilo ‘hasta la rodilla’ no va con ella, no conoce más tamaño que el que ella considera imprescindible, ¿para qué más?

Problemas a la hora de salir del coche para evitar que se vea más de la cuenta y problemas a la hora de sentarse en la silla de un bar son algunos de los contratiempos a los que se tiene que enfrentar Os por su querencia de las minis, ¿será otra de sus formas de llamar la atención y no lo hemos querido entender?


Silla alta, posición de las piernas que no favorece y mini que deja ver al que quiera mirar, todo un espectáculo para los que compartieron techo y comida con Kenia, ¡y eso que no quiso!

Lo cierto es que al verla, tenemos que dividir la vista entre unas medias de rejilla estilo calcetín que no terminan de casar del todo con el outfit militar elegido y la incomodidad de Kenia cuando vea la publicación y descubra que sin querer enseñó de más.

Lo cierto es que ahora que sabe que Kimberly Loaiza, su competencia más cercana en la vida on line, le copia color de pelo y forma de vestir estará más segura que nunca de su particular forma de ser y de dejarse ver.

Auguramos más minifaldas de este estilo y más sillas, sillones y sofás. Todo para dejar ver lo que Os quiere que se vea. Y para que Kimberley le copie, por supuesto.