Kim Kardashian revienta la mini falda: “¡Trasero de escándalo!”

Calienta las redes con un pantalón apretado

Kim Kardashian no para. La diva recorre eventos, fiestas, presentaciones y actos con una única intención: seguir haciendo caja. La marca Kardashian se ha convertido en una de las más rentables de Norteamérica y la hermana media del clan en sus máximo exponente.

La vida de Kim es un serial por entregas en la televisión de EEUU, pero también en las redes. Kardashian, afirman, es quien es porque ha arriesgado más que nadie con exageraciones únicas, como su trasero. No hay un ‘pandero’ más conocido que el de Kim en todo EEUU, ni más fotografiado.

Los paparazzi se pegan, literal, por lograr la mejor instantánea de las posaderas de Kim que, además, no s esconde, al contrario. Los estilismos de Kardashian, sus ‘outfit’ no dejan nada a al imaginación. Kardashian apuesta por vestidos ceñidos o prendas mini, como la que se muestra en la instantánea, que marcan aún más sus glúteos.

Un culo que tiene a muchos de sus ‘followers’ babeando y que la Kardashian explota y exprime como nadie. Es más, ahora, con la temporada de verano en marcha, ya se asegura que una foto de Kim con uno de sus delirante tangas de hilo en la playa alcanzaría precios nunca vistos. Una moda, la del trasero de la Kardashian, que ha disparado, además, peticiones en el cirujano plástico.

Y es que las posaderas de Kim son de las más demandadas en EEUU. Un referente para las mujeres que quieren parecerse a la diva y que buscan sobresalir del resto. Una moda, y del mismo modo, avisan, peligrosa: los excesos no son buenos. Y es que se ha detectado un aumento de tallas XL de tarsero en cuerpos mini.

La revolución de las hermanas Kardashian, capitaneadas por Kim, ha tomado el país: ¿será una moda pasajera o habrá llegadas para quedarse?