Kourtney Kardashian cuelga una foto en bikini y abre una tremenda polémica

La diva muestra un detalle increíble que le critican duramente

El clan Kardashian ha generado su imagen pública asentada en las curvas, sí; definida por fotografías en las que la perfección de sus rostros y cutis eran objeto de envidia general, también; y donde el photoshop ha sido un activo fundamental para construir un reflejo de su realidad que, aunque distorsionado, idealiza sus figuras y las sitúa en el altar mediático en el que están todas y cada una de las integrantes de la familia: desde Kim Kardashian hasta Kourtney Kardashian pasando por Khloe para llegar a Kylie Jenner y Kendall Jenner.

A buen seguro que ninguna ha obviado el uso de este conocido software de retoque de imágenes, ya que, al fin y al cabo, es a través de Instagram fundamentalmente desde donde han construido su sagrario de presentación al espacio público. Tienen que lucir sin imperfecciones, sin granos, con maquillaje, sin estrías, sin ojeras… en definitiva diseñar un ideario de su exterior que produzca admiración entre sus millones de fans.

Kourtney Kardashian, en bikini

Por eso llamó tanto la atención -y sigue haciéndolo cuando aparece una, sobre todo de la reina de internet, Kim- que Kourtney colgará una fotografía suya en bañador sin trampas ni cartón y con estrías, como toda hija de vecina. Fue alabada por su naturalidad, por su valentía, por presentarnos un yo que desconocíamos y que, como madre, le sitúa entre los humano, con sus carencias o sus bellas circunstancias. Pero donde dije digo, digo Diego.

Porque para promocionar uno de sus ítems de belleza, por lo cual las Kardashian obtienen pingües beneficios, volvió por la senda Kardashian y evitó mostrarse al natural. Concretamente promociona turbante de toalla de pelo de estampado de leopardo en el que vemos a Kourtney en bikini, espléndida, pero ya sin las marcas en sus muslos, lo cual ha tirado por tierra todo lo que avanzó en comunión con sus fans humanos la diva.