La intimidad de Selena Gómez ve la luz y Justin Bieber no da crédito

Ambos formaron una de las parejas más aclamadas del panorama musical

Es increíble la de vueltas que da la vida y, aunque Justin Bieber parece estar centrado en sacar adelante su matrimonio con la modelo Hailey Baldwin, se ha querido sumar al elenco de comentarios que ha deparado la última publicación de Selena Gómez en la que saca a relucir su intimidad de una forma inexpugnable: su nuevo tatuaje ha roto todos los esquemas.

Y es que la cantante, a pesar de haber atravesado unos años de declive artístico, ha recuperado la sonrisa en estos meses a raíz del lanzamiento de sus últimos temas musicales, especialmente ‘Baila Conmigo’, en la que colabora con el cantante dominicano Rauw Alejandro.

Esta vez la estrella de 28 años ha querido dejar una prueba más de su amor por el arte corporal exhibiendo su última pieza artística: se ha tatuado una cruz negra justo debajo de la clavícula izquierda. Selena fue captada de forma totalmente imprevista quitándose la mascarilla de su rostro mientras admiraba la obra de arte que ha quedado plasmada en la parte superior de su espectacular cuerpo. En ese sentido, Justin Bieber -con el que guarda una especial relación a pesar de su ruptura sentimental en 2017- y sus más de 222 millones de seguidores en Instagram no han tardado en hacer eco de la noticia y de la polémica derivada de ella, precisamente por ese gesto en el que, para mostrar su tatuaje, se bajaba la mascarilla cuando se encontraba en un lugar público. 

No obstante, no contenta con haber acaparado el protagonismo mediático en los últimos días, Selena Gómez también ha acrecentado su repercusión mediática tras desvelar el significado de ese tatuaje, ya que hace dos años se realizó una pieza similar en su muslo derecho y, siendo esto conocido por sus fans, no han querido dejar pasar la oportunidad de preguntarse el por qué de esta decisión, una incógnita que la cantante tejana se ha encargado de despejar: "Soy muy, muy espiritual. Creo en Dios, pero no soy religiosa. He sido cristiana por un tiempo. No hablo mucho de eso, quiero hacerlo, pero ha tenido una mala reputación. Solo quiero dejar claro que me encanta poder tener mi fe, y creo en lo que creo, y eso es realmente lo que me ayuda a seguir”.