Lady Gaga se desnuda para enseñar su nuevo tatuaje

El cuerpo de la cantante como nunca antes lo habías visto

Casi que es imposible decir algo que no se haya dicho ya sobre Lady Gaga. Sobre su voz, nadie tiene ninguna duda ni ningún "pero". Tampoco lo permite. Como todas las divas, le gusta que se hable de ella. Son muy conocidos sus estilismos y los diseños con los que suele sorprendernos en cada una de sus aparciones. Siempre ha dicho que David Bowie, Queen e incluso Madonna son quienes le inspiran en su manera de vestir. Tanto es así que tiene su propio equipo creativo especializado en el diseño de sus vestidos.

No le gusta que la comparen con otros grandes de la música. El rubio platino de su cabellera, tiene aquí su quid. La cantante, morena de nacimiento, al ser confundida en alguna ocasión con Amy Winehouse decidió teñirse de rubio y evitar así todo parecido, comparación y equívoco. Además, rubia también es su mayor musa e inspiradora Donatella Versace.

Sencillita, ¿verdad?

Considera que el cuerpo es un lienzo de expresión, en él deja "impreso" todo lo que para ella tiene alguna importancia, como el símbolo de la paz de John Lennon a quien por cierto ella admira muchísimo. Acordes de música y flores son otros de los tatuajes que visten su piel. Pero no son suficientes. Todavía nada es suficiente para la cantante.

Su última extravagancia, un nuevo tatuaje. Se trata de  una rosa repleta de espinas que recorre su columna vertebral y una frase acompañandola, "la vie en rose".

La vida le sonríe y así la ve ella ahora, de color rosa.