¡Se le salen! Cardi B arriesga con un body que no puede ¡aguantarlas!

La cantante vuelve a dar la nota

No hay un mundo lo suficientemente grande que dé cabida a todas las excentricidades de la cantante Cardi B.

No tiene intención de cambiar, ni de poner freno a todo lo que la hace única, la caracteriza y la hace tan especial, porque de otro modo no sería ella.

Ahora le ha cogido el gusto a eso de hacerse la espléndida, a regalar dólares como quien regala caramelos, claro que con un destinatario concreto, su marido Offset.

Nada más y nada menos que medio millón de dólares metidos en una nevera ha sido el regalo por su cumpleaños, para que el señor se lo gaste en lo que le venga en gana, véase una juerga, un sarao nocturno o dos pares de zapatillas de las de su estilo, ¡con este tipo de detalles nos deja pequeñas al resto!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Little something something for the Birthday boy @offsetyrn ❤️ Y O U

Una publicación compartida de Cardib (@iamcardib) el

Y como con esto la cantante ya ha sobrepasado los límites del derroche y del despilfarro, Cardi ha vuelto a hacer de las suyas, a hacer que las lenguas se suelten y los comentarios vuelen cada vez que aparece en escena, sobre todo con sus modelitos, que de normal tienen más bien poco.

Así con un body acharolado que representa a la bandera de Ganha, Cardi deja que sus encantos se aprieten bajo esa especie de tela, aunque visto lo visto, la prenda se las ve y se las desea para contener toda la naturaleza de la cantante, ¡su delantera parece tener vida propia!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

🇬🇭Let’s turn the FUCK UP🇬🇭

Una publicación compartida de Cardib (@iamcardib) el

Y es que a Cardi le gusta enseñar y soliviantar ánimos, con comentarios y con estilismos, fuera y dentro de los escenarios, porque las normas de la vida las pone ella, esté donde esté.

Pues menos mal que la idea era halagar al país donde la cantante dio un concierto vistiéndose con los colores de su bandera. Lo del modelito escogido y el balcón de su escote, eso ya es cosa de ella, la que no conoce los límites ni quiere saber de ellos.