“¡Se le ve todo!”. Kendall Jenner la lía con un top de locura

Se lleva enseñarlo todo

Raro es el día que las Kardashian no están en la palestra. Si no es una, lo es la otra o la hermana de madre y también orgullosa de pertenecer al clan, Kendall Jenner. Aunque empezó en esto de la fama gracias al reality que protagonizó con su familia, y que dicho sea de paso, fue todo un éxito, su altura y sus medidas estaban destinadas a desfilar para grandes diseñadores y a convertirse en una de las modelos más googleada. Y en una empresaria también con éxito. La suerte de la familia K.

¿Encuentras el parecido con el resto de sus hermanas?

Es la más reservada de las hermanas, y la que dentro de difundir al mundo su vida, intenta salvaguardar alguna parcelita de su intimidad. En eso no se parece a sus hermanas.

A pesar de su altura, de sus medidas y de su atractivo, la modelo confiesa que tiene muchas inseguridades. Muchas de ellas tienen su origen en el acné que con frecuencia sufre.

¿Inseguridades dice?

Creció rodeada de las curvas de sus hermanas mientras en ella, la altura era lo que la distinguía. Incluso hoy en día, contenta con su imagen y con lo que es, dice sentir celos sanos al contemplar el aspecto de sus hermanas. 

A pesar de todo, Kendall, enseña sin pudor su cuerpo. Ya sea en sus múltiples sesiones como modelo o en las publicaciones de sus redes. Piernas, torso, pecho o trasero...

E incluso se atreve a enseñar ombligo, esa parte escondida la mayor parte del año y que a más de una nos da reparo mostrar a medida que se acerca el verano.