Lele Pons gana lo más preciado y lo pierde en un segundo…

La gente la critica duramente y Lele bastante afectada

La vida de Lele Pons es así. Un no parar de eventos en su día a día que hacen disfrutar como enanos a quienes la siguen además de alucinar con su cuerpo, su sensualidad y sus modelitos. Pero a la vez que captura miradas por el apartado físico, la joven influencer venezolana atrapa a muchos por su simpatía y por la facilidad que tiene para ponerse en ridículo y reírse de ella misma. Cero complejos o al menos bastante bien gestionados.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

OMGG I GOT A NEW CAR😱🔥...almost

Una publicación compartida de Lele Pons (@lelepons) el

Lo que suele hacer Lele Pons en muchas ocasiones es utilizar la opción que da Instagram de subir varias fotos en un mismo post y así poder generar una secuencia de imágenes que narran una historia y que en muchas ocasiones pega giros inesperados en lo que parecía que iba a ser la escena y lo que termina siendo. Para muestra, un botón. 

La última de Lele Pons tiene tela: en la primera fotografía aparece apoyada sobre el capó de un Ferrari gris con un lazo haciendo pensar que el coche es suyo y que se trata de un regalo. Sin embargo, como comentábamos antes, la historia da un vuelco para aparecer en la segunda foto el dueño del coche con las llaves y que al ver a la joven apoyada, no duda en increpar y gritarla. Lele, asustada, echa a correr agarrando el lazo rojo y dejando una de sus caras a las que la influencer nos tiene más que acostumbrados.

Lele Pons

Lo que no ha gustado nada entre sus seguidores y los usuarios de la red social Instagram ha sido la foto en la que Lele se muestra como es ahora y como era hace diez años. Las diferencias son enormes y se atisban unas cuantas operaciones para lucir el rostro que tiene hoy en día. Esto le ha supuesto numerosas críticas que no han sentado nada bien a la venezolana nacionalizada estadounidense.