Lele Pons haciendo esto en el jet privado: ¡Sube las escaleras y ocurre!

Momentazo en la pista del aeropuerto

Si Enrique Iglesias tiene un jet privado y Antonio Banderas alquila uno de vez en cuando, no es de extrañar que Lele Pons disponga de avión y piloto cuando le venga en gana. El jet privado con el que sueña Amanda Cerni pero que sólo tiene Lele, la suerte de ser famosa.

Vale, la argentina tiene dinero y fama, ¿por qué no tener un avión si la economía se lo permite? Hay que reconocer que moverse en vehículo privado tiene lo suyo, sobre todo si no tienes que compartir tráfico ni atascos en la autopista, ¿no crees?

La cosa cambia si toda esta puesta en escena se debe a uno de esos scketches humorísticos con los que la celebrity se gana la vida… ¿no había algo más fácil con lo que probar?

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Got my own private jet ✈️...almost Mau: @lou_flores

Una publicación compartida de Lele Pons (@lelepons) el

Vale, imaginamos que Lele va a coger uno de los mil aviones que coge, imaginamos que puede permitirse no compartir vuelo con nadie más e e imaginamos que la postura de diva en las escaleras es por ser quien es y no por cuestión de trabajo.

Pero se ve que ni el avión despega para ella, ni el piloto tiene rumbo definido ni se espera a la argentina. Lele ha vuelto a recurrir al humor para dejarnos a todos boquiabiertos con una de esas historias basadas en fotografías de las que suele llenar sus redes. Ni es cierto, ni es vedad.

Ni avión que valga, ni gesto de diosa terrenal y sí personal de tierra que se lleva por la fuerza a Lele, los pormenores de una humorista que quiere dar la sensación de andar sobrada de plata pero que no le llega para flotar un avión. Sobre todo si es un jet y sobre todo si es privado.

Que te pillen subiéndote a un jet que no es tuyo es terrible, pero que te tengan que animar a que bajes de él es aún peor. Es lo malo de ser famosa y que te pillen haciendo cosas poco legales, ¿verdad Lele?