Lina Tejeiro lo deja a la vista en el tren: ¡Brutal!

Termina el año regalando esta imagen a sus seguidores

Si Lina Tejeiro se pusiera a hacer balance de cómo le ha ido el año que acaba no sabría ni por dónde empezar, si por lo menos bueno o por lo malo de verdad, a la modelo no le dan los brazos para parar todos los goles.

El caso es que lo empezó bien, dejando atrás lo suyo con Andy Rivera pese a los intentos del cantante por volver una y mil veces con el que fuera el amor de su vida, siguió con el mismo tono hasta casi mediados de año y allá por el verano le dio por ennoviarse con Norman Capouzzo y gritar a los cuatro vientos su amor. Malo, muy malo.

Después de compartir con su nuevo chico viajes por medio mundo, los seguidores de Lina acabaron por darse cuenta de que Norman había dejado de aparecer en sus publicaciones. Finitto. La cosa había acabado. C´est la vie.


Confirmada la ruptura por parte de Lina, y no por terceras personas sino por diferencias en la forma de contemplar el futuro, la empresaria ha volcado todo su despecho en promocionar todo lo que se puede promocionar, en aumentar sus momentos gimnasio y en viajar, aunque sea en tren.

Y como quiere dejar el año con buen sabor de boca, va de excursión, se hace selfie, deja la vista su look más de diario y se planta un jersey ajustado negro que dibuja el contorno de su delantera como ningún otro, el deseo de todos sus seguidores hecho realidad, porque Lina cree en la Navidad, en los regalos, en la ilusión y en lo bonito de dar gusto a todo el que pide, aunque sea a modo de publicación.


Ojalá el próximo año le pille a Lina con la misma actitud y con algo más de suerte, por lo menos en lo sentimental, que en el físico y con todo lo que tiene, va bien servida.