Lina Tejeiro se quita el tanga y el sujetador (y se hace esta foto)

La actriz al natural

No hay nada que nos guste más a los seguidores que encontrar un poco de normalidad en la vida de nuestros ídolos. Se agradece saber que tienen gustos y comportamientos mundanos, que no todo va a ser glamour en el Olimpo de la fama. Por eso nos gusta esta publicación de Lina Tejeiro. Y es que, ya de por si la actriz nos gusta. Ya nos gustaba cuando era Sammy en Padres e hijos. Y ahora nos gusta, entre otras cosas, por su naturalidad. Como cuando le preguntan por sus retoques estéticos y ella responde sin rodeos que sí que se ha ayudado de la cirugía. Nos gusta también por sus estilismos de noche y sus estilismos de día. Nos gusta porque, a pesar de disfrutar de la fama hace siempre gala de su simpatía y sencillez. Con comportamientos y con rutinas propias de cualquiera. 

Ser famoso no quiere decir dejar de ser humano. Y así lo hace, así lo transmite y así lo publica. Pocas pueden presumir de hacerse una fotografía recién levantada y publicarla. Básicamente porque el glamour al que nos tienen acostumbrados, los vestidos, el maquillaje y los peniados no aparecen ni por asomo en ella. Y es que los famosos también duermen y también usan pijama, y para ser honestos, uno de lo más común. Aunque nos cueste creerlo. Y también se levantan despeinadas y con malos pelos resultado de un buen descanso. Y con cara de dormidas, de querer haber alargado el momento despertar un poco más, sin gota de maquillaje, natural, sin esconder nada. Que sí, que seguro que la pose le dura poco y que con dos brochazos se recompone y se convierte en la Lina famosa y actriz que sale en la pantalla. Pero, reconozcámoslo, bonito modo de darnos los buenos días.