Linda Palacio se abre la cremallera del vestido, ¡qué barbaridad!

Los excesos de la colombiana no conocen límites

No hay nada más habitual que recurrir al uso de cremalleras y botones para darle la vuelta a un estilismo cualquiera y convertirlo en otro totalmente diferente. De lo casto y lo simple a lo sensual y atractivo, sin necesidad de más, pero con una visión y un significado totalmente diferente. De las que se abren o se cierran, de las que dejan ver un poco más y de las que encierran piel para otra ocasión, así son las de Linda Palacio, quien las pasea y las luce como nadie. Y es que si ya es dificíl cruzarte por la calle con un ejemplar como la modelo, más difícil aún es encontrártelo con el modelito escogido por la colombiana para lucir palmito en una de sus salidas. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

@shasha.store

Una publicación compartida de LINDA PALACIO (@lindapalacio1) el

La que dicen que es el doble de Adriana Lima de Colombia aprovecha todas sus apariciones para dejarnos boquiabiertos, en parte gracias a la combinación de un cuerpo más que perfecto con unos ojos increíblemente verdes que combinan a la perfección con su pelo negro. La suerte de algunas de haber sido el ojo derecho de la naturaleza y contar con más dones en su propiedad que la mayoría de las mortales. Y como su físico se lo permite y a ella también le gusta, se encaja en un vestido negro ceñidísimo que ponde de manifiesto que en su cuerpo todo está en el lugar en el que debe, que tiene unas piernas kilométricas y bien torneadas y que si su altura no nos pareciese suficiente, no hay tacones infinities ni kilométricos a los que pueda subirse sin ningún tipo de miedo. Y por si eso fuera poco, deja que se vea espalda con un semirecogido del pelo. Espectacular es decir poco, aunque casi mejor deberíamos decir que es Linda, y eso ya es decir mucho.