Linda Palacio se atreve con un vestido lleno de agujeros: ¡Escandaloso!

Impresionante es decir poco

No hay diccionario ni palabra incluida en él que sirva para describir a Linda Palacio, la modelo deja pequeña cualquier adjetivo para designarla. Ni guapa, ni atractiva ni impresionante, todo se queda corto. Y la cosa se pone aún más difícil cuando recurre a estilismos que dejan claro por qué es una modelo.

Cualquiera al verla podría pensar que va de niña buena con un físico despampanante -al estilo Lina Tejiero pero con un plus- pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que Linda sabe cuáles son sus virtudes y las explota al máximo. También es dada a compartirlas con los demás por medio de sus publicaciones, ¿se puede ser más generosa con todos los ojos que la miran?

Si su figura le ha servido para hacerse con contratos de las marcas más prestigiosas, el contraste entre sus pelo negro y sus ojos verdes han sido otro reclamo, ¡Linda puede vender sal en el desierto si se lo proponen!

Y si las fotos en bikini son de lo más aplaudido, por eso de recordar los tiempos en los que aparecía en la revista ‘Don Juan’, cuando se pone vestidos llenos de agujeros, entramos en barrena.


La cosa es pretender ir vestida pero sin demasiadas prendas. O enseñar un bikini blanco de talle alto y contemplar lo bien que le queda, ¿o lo mismo se trataba de una campaña de sombreros como el que lleva puesto?

Para ser totalmente honestos, ¿de verdad alguien tuvo ojos para el sombrero?

El caso es que Linda se atreve con todo porque la maniquí se puede permitir todo, así de simple.

Llamar vestido a las tiras que adornan el cuerpo de Linda es más un eufemismo por nuestra parte, porque la intención de Linda desde la hora en la que pensó en él para lucirlo está clara.

Dejarnos sin palabras, volver a mirarla dos veces o buscar la palabra exacta en el diccionario para definirla aun a sabiendas de que no la vamos a encontrar.