Linda Palacio se baja el tanga (y se ve esto: “¡Brutal!”)

La colombiana consigue dejarnos sin palabrs

La combinación de pelo negro y ojos verdes es apostar siempre sabiendo que vas a ganar. Nunca falla. Éxito garantizado. Si a ese cóctel le sumas curvas, altura y belleza, tienes como resultado a Linda Palacio, la modelo colombiana que se rifan las grandes marcas para convertirla en embajadora de sus productos. 

Si pensabas que estaba exagerando, tan sólo tienes que verla. Seguro que ahora me das la razón.

Y aunque estamos acostumbrados a verla guapísima, con posados en bikini y en ropa de desfilar, la colombiana sabe cómo enseñarnos que ella está guapa con todo. Que no tiene que llevar maquillaje ninguno que resalte sus rasgos, porque no lo necesita. Que es bonita con el pelo despeinado, descuidado con intención. Y que no hace falta llevar grandes cosas para enseñar cuerpo. Que en ropa interior y con una simple mirada se puede decir mucho más que de cualquier otra forma.

¿Entiendes ahora de lo que estamos hablando?

Y eso que ella no se había planteado nunca esto de ser modelo. Que la descubrieron por casualidad mientras estaba en un centro comercial. Y que desde entonces, la guapa morena no ha parado de trabajar y de viajar. Y es que no es para menos. Asidua a publicar y a dar a conocer su vida a través de la redes, la colombiana cuenta con muchísimos seguidores que aplauden todas y cada una de sus apariciones. Independientemente del lugar y del estilismo. Para esta belleza colombiana todo está permitido. Incluso que se considere a si misma como una aprendiz de actriz o una actriz en formación. O como boxeadora, deporte al que es usual y del que también suele dejarnos imágenes. Una belleza sin igual conocida internacionalmente y con una carrera en ascenso. Con todos sus atributos, no podría ser de otro modo.