Lío tremendo con el bikini rosa de Shakira: ¡Las fotos del escándalo!

Y no darás crédito al escándalo

Shakira subió hace escasas semanas un ‘post’ con un bikini rosa, que le valió miles y miles de comentarios, pues la de Barranquilla a veces no es consciente del gran impacto mediático que tiene y cuelga vídeos en los que su imagen, digámoslo así, no sale del todo favorecida.

En esta ocasión, se tildó su prenda de ‘’hortera’’, ‘’mal gusto’’ y ‘’fea de narices’’. No fue el único descalificativo que sufrió, pues también, lógicamente, aparecieron los ‘haters’ para lincharle y meterse con su aspecto físico, descuidado según dicen, y, en especial, con su trasero, que no ha podido soportar el paso de los años y los dos embarazos que tuvo, de Milan y Sasha.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Check out the bathing suit I designed! Qué les parece este vestido de baño que diseñé? Shak

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

‘’Estás gorda como tú sola, háztelo mirar’’, ‘’Algún nutricionista por aquí que pueda darle un par de consejos’’, ‘’Si vas a reventar, foca’’, ‘’Los cinco segundos más desagradables de mi vida’’, ‘’Antes me daba asco, ahora me da pena. Y asco también me sigue dando, para que engañarnos’’, ‘’He visto cosas horripilantes, pero lo de Shakira traspasa barreras’’, ‘’Un poco de consideración, Shakira, que este vídeo también lo vemos personas sin ningún defecto visual’’, ‘’Por favor, jura en público que jamás volverás a subir algo así’’ o ‘’Vomitivo, repugnante, indignante. No degrades más tu imagen, gorda’’ fueron solo algunos comentarios.

Pero el escándalo no acaba allí. Hay quién tendría suficiente, pero no. ‘Shak’ enseñó este bikini con la intención de que a la gente le gustara y se decidiera a comprarlo, pues es de su línea de ropa.

Sin embargo, a pesar de la gran inversión financiera, ha sido todo un fracaso y apenas se han podido vender un centenar de ejemplares. Desde luego, los negocios no son lo suyo, a diferencia de su marido, Gerard Piqué, que se está convirtiendo en un gran empresario.

Por suerte, hambre ni pasan ni pasarán nunca.