¿Lleva o no lleva? El bañador de Sveta Bilyalova ¡es la bomba!

¡Vaya vídeo!

Rusia es el país de las mujeres por muchas razones, una de ellas es que en porcentaje superan a los hombres, pero la más importante es porque cuentan con una belleza sin límites. Sveta Bilyalova es parte de esas modelos que permiten conocer lo encantadoras que son las féminas del territorio más grande del mundo. Ya verán la razón de que su bañador sea descrito como una bomba en las redes. 

La duda de si lleva o no persigue a la fotografía, ya que su diseño camina entre dos aguas. Sveta presume de un rostro magnífico y de un escenario de película para hacer la publicidad de una bebida energética. Medio millón de reproducciones son el resultado de tanta magia transmitida. 

Bilyalova es otra de las personalidades que disfruta jugar con la censura, llegando hasta las últimas consecuencias en varias de sus fotos. A diferencia de la mayoría de influencers, Sveta comenzó su aventura en las redes utilizando Twitter, donde alcanzó el lugar alto de la montaña, pero su aparición en Instagram no se quedó atrás.

Recientemente en sus viajes para conseguir las mejores fotografías, experimentó una peligrosa situación que compartió con todos. ¿Qué pasó esta vez con la bella moscovita?

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Exploring beautiful islands🏝😍 with @BangEnergy Follow the inventor of Bang @BangEnergy.CEO #BangEnergy #EnergyDrink

Una publicación compartida de Sveta Bilyalova (@svetabily) el

Sveta Bilyalova se toma la foto más peligrosa

Sveta por desconocimiento fue a tomarse una foto en uno de los lugares más peligrosos de Indonesia. Cuenta que mientras se encontraba al borde de una montaña, fue sacudida por una ola que por poco no la arrastra y causa su muerte.

Después de salir del lugar, los lugareños le confirmaron que muchas personas mueren al año en ese sitio intentando sacarse fotos. Un riesgo del cual advirtió a sus seguidores cuando encontró la oportunidad. Nadie hubiese imaginado que ser una influencer como Sveta Bilyalova también tiene sus momentos de riesgo. Aunque a fin de cuentas, el impresionante material fotográfico hizo que todos olvidaran lo sucedido.