¡Lo que se ve ahí es muy grande! Amanda Cerny se lo quita

Se gana todos los aplausos que le dedican

Como todas las famosas que empiezan en esto de la sección rosa, Amanda Cerny ha aprendido a cubrirse las espaldas en lo que a trabajo se refiere, a contar con alternativas a su humor por si en algún momento este le falla.

Su miedo al fracaso en lo cómico puede deberse a que la que fuera su amiga del alma años atrás, Lele Pons, va ganando terreno y posiciones como influencer humorística, y eso sin necesidad de acudir a la fama de su tío Chayanne, ¡Lele nos ha ganado por méritos propios!

Aunque no está del todo olvidado que Amanda trabajó para revistas de adultos en las que la ropa a vestir brillaba por su ausencia, la humorista se ha volcado tanto en su faceta cómica que a algunos les cuesta acordarse de la otra Amanda, pero a otros no.


Hay quien, después de haberla visto con la nueva colección de ropa deportiva de la que es diseñadora, reconoce las curvas y el tamaño de la antigua chica de las revistas, ¡lo que deja a la vista es muy grande!

Un físico de lo más cuidado, sin un gramo de grasa, con todo en su sitio y en el que los leggins parecen haberse creado exclusivamente para que los use ella y ¡si es con un top pequeño, mejor que mejor!

Talla grande, delantera generosa y retaguardia en la misma línea que podemos contemplar cuando Amanda se quita la chaqueta, ¡así cualquiera viste como la humorista!

Está claro que sus cualidades físicas unidas a su humor le van a permitir seguir disfrutando de sus ingresos y del nivel de vida al que está acostumbrada, y eso sin contar su recién estrenada profesión de diseñadora.

Y con ello da continuidad a la batalla entre Lele y ella, y no sólo en temas de carcajada, que en lo físico y en curvas también se tienen envidia.