¡Locura con la novia de Nicky Jam! Los dejó a todos con la boca abierta

Cydeney supo qué elegir para ese momento

Nicky Jam sabe lo que le gusta y lo que quiere desde siempre, en el terreno musical y en el sentimental, el cantante no suele equivocarse.

Lo suyo con su ex mujer terminó como el rosario de la aurora, Ángelica Cruz rehízo su vida y mucha tinta se ocupó de llenar líneas sobre la situación amorosa de Jam. Aunque no ha sido hasta hace unos días cuando ha presentado oficialmente a su nueva chica.

Con la excusa de ser el intérprete de uno de los temas de la película ‘Bad boys for life’ junto a Daddy Yankee, Nicky acudió a la premier de la película junto a la modelo Cydney Moreau, y la verdad, la estampa que se vio sobre la alfombra azul fue espectacular, ¡menuda cantidad de elegancia y buen gusto en una única pareja!

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Alfombra azul con la baby 😘

Una publicación compartida de NICKY JAM (@nickyjampr) el

Si Nicky estaba realmente elegante con un esmoquin y una sonrisa que no le abandonó durante todo el paseíllo, Cydney se mantuvo a su nivel e incluso consiguió elevarlo un poco más.

Solamente le hizo falta un vestido satinado en color crudo sujeto por dos grandes cadenas que hacían de tirantes para llevarse los vítores de todos los que allí estaban concentrados. Pelo recogido en un moño bajo y un maquillaje tan natural que prácticamente no se notaba fueron todos los accesorios de la modelo para acompañar a Nicky en el estreno, ¡y sólo con eso consiguió dejar a todos con la boca abierta!

A pesar de la diferencia de edad –Cydney cuenta tan sólo con 25 primaveras- en el estreno se pudo ver que la pareja derrocha complicidad y buen rollo y Nicky ha declarado públicamente estar loco por su chica, ¡como para no estarlo!

Había tantas ganas de presentación oficial y de verlos juntos que el momento escogido para la puesta en escena no defraudó para nada. Aunque los dos lucieron de película hay que reconocer que la maniquí fue la que dejó sin aliento a los allí concentrados, y a decir verdad, motivos no le faltan.