¡Luisa Fernanda W antes de operarse! El vídeo bomba

Ni sombra de la influencer que conocemos hoy

Esta vez sí que la han pillado. La han preparado buena. Las pruebas son más que evidentes y lo mismo y todo ahora le toca recular y aceptar la obviedad. Luisa Fernanda W, el glamour y el físico de hace unos años no te acompañaba como lo hace ahora. Y no hace falta que des la callada por respuesta ni que acudas rauda a tus redes a contestar como sueles hacerlo, con evasivas y hablando de la falta de verdad. Hoy la publicación cuenta que no hace mucho había otra Luisa Fernanda W que lucía bastante diferente a la influencer que conocemos hoy en día. 

Lo primero donde se te nota, es tu nariz. Tu nariz no es ni sombra de la que era. Suponemos una ayuda de especialistas de esos que perfilan defectillos de narices grandes y tabiques torcidos para una cara bonita. Y no puedes decirnos que no, la evidencia no admite ningún tipo de negativa. Tus morritos tampoco son lo que eran. Y no estaban mal los de antaño, ni mucho ni poco para una cara como la tuya por entonces, más que suficientes. Pero se ve que el menos es más en tu mundo no entra, y hoy lucen más gruesos, más llamativos en tu cara. Y tus pómulos, también tus pómulos se ven diferentes, hoy menos naturales y más divinos de los que tenía una Luisa Fernanda de cara aniñada y algunos años menos. Nos llevamos también la mano a la cabeza con el color canario de tu cabello y con el tipo de peinado. Luisa Fernanda, dónde estarían por entonces tus estilistas y tus conocimientos de lo que está in en moda y de todo lo out de tu estilo de entonces. Lo mismo son cosas de la edad o lo mismo es lección aprendida con la fama. El caso es que hay un antes y un después de tí, sólo hay que verte.