Luisa Fernanda W paraliza Madrid: ¡el modelito bomba!

La capital se queda pequeña para todas sus extravagancias

Luisa Fernanda W ha decido ampliar su radio de acción, lo tenemos claro. Parece que Colombia ya no le es suficiente, que necesita más y que coger un avión y conocer mundo, darse a conocer y pasear palmito nunca ha sido un problema, la suerte de ser quién es y de tener lo que tiene. Y si la de Medellín un día se levanta con ganas de ver un partido de fútbol en España, de pasear por las calles de la capital española y de aprovechar la excusa para visitar a una de sus grandes amigas, Dani Duk, y escaparse de fiesta por la noche, pues lo hace y punto. Y es que el momento perfecto era ahora, disfrutar de varios encuentros de LaLiga Santander y aprovechar sus artes y mañas para llegar hasta el delanatero portugués João Félix, para fotografiarse con él y dejarle caer alguna de las prendas que sólo ella sabe. Abrirle el apetito por conocerla, y luego, ya se verá, que lo difícil es llegar, luego tan sólo es mantenerse en el camino. No se puede negar, el fútbol le va, para qué engañarnos.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

El nuevo Crack de @laliga 🤩🔝 @joaofelix79 #holalaligasantander

Una publicación compartida de Luisa Fernanda W (@luisafernandaw) el

Y como todo si todo esto no fuera suficiente para la youtuber, Luisa Fernanda W se prodiga por las calles de Madrid como una estrella recién llegada de Hollywood, esperando la alfombra roja y la estatuilla del premio, con la misma fama y con bastante menos trayectoria que muchas de ellas. Que si se atusa el pelo, que si mira con picardía a la cámara y que si se contonea sin ningún tipo de pudor para dejar claro quién ha aterrizado en la capital. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Madrid ❤️

Una publicación compartida de Luisa Fernanda W (@luisafernandaw) el

Que se preparen las calles y los garitos porque más de uno va a contar con su presencia. Aunque la excusa sea el futbol, y aunque haya que coger un avión para ello. Que hablamos de Luisa Fernanda W, y para ella los excesos nunca son demasiado.