“¡Luisa Fernanda W sin sujetador!”: la foto a lo Kim Kardashian

No te dejará indiferente

Las hay que derrochan glamour y estilo hasta en la actividad más mundana. Sólo hay que mirar a Luisa Fernanda W. Y es que no sabemos si son exigencias de ser una influencer, de su papel de famosa o de si es que ella es así de detallista con su look en cada una de sus apariciones porque le gusta y porque siempre lo ha sido. 

Lo cierto es que siempre acude despampanante a todas sus citas. Aunque tan sólo sea una pausa para un café. Y con una pose de esas de "me pillas de improvisto", sin mirar casi al objetivo y casi sin maquillaje. Y con un estilismo de los básicos, sencillito, de esos que todos tenemos en el armario para salir corriendo a por ese café. De camisetas ceñidas y muy ajustadas que dejan entrever piel. Y de ombligo, enseñar ombligo es esencial. Y la antioqueña sabe cómo hacelo. Y de cómo aprovechar para enseñar parte de esa anatomía tan alabada y a la vez tan criticada por los continuos - o al menos eso dicen algunos- retoques con los que la colombiana cincela cuerpo a base de ayuda y de bisturí

 Y el resultado, no es nada malo, ¿verdad?

Archiconocida en el mundo de las redes sociales y dedicada profesionalmente a ello, Luisa Fernanda no puede permitirse el lujo de aparecer de cualquier manera, sin arreglarse. Ya se encargarían de recordarle sus millones de seguidores de Instagram y YouTube que no puede ser así. Que para eso ella dedica su tiempo a tutoriales de maquillaje y belleza. Que si lo que intenta es enseñarnos al resto cómo arreglarnos para salir a por un simple café hay que predicar con el ejemplo. Y vaya si predica. Pocas veces la pillan en renuncio, y, seguro, que en esas ocasiones, también desprende el glamour al que nos tiene acostumbrados.