Luisa Fernanda W ¡se sube la falda! (y lo enseña todo)

Y al verla, Pipe Bueno se lo está pensando de nuevo

Luisa Fernanda está en racha, no se puede decir de otro modo. Se ve que el cambiar el tono de su pelo, el dejar el rubio cenizo por el castaño le ha traído más éxito que el que tenía con dos tonos menos en la cabeza. Debe ser el color, el estar en todos los sitios y el contarlo. Porque cierto es, no para. Y si no para de viajar, por motivos varios, tampoco lo hace con sus publicaciones, y eso, al final, lo quieras o no, engancha, te obliga a estar todo el día atento y persiguiendo novedades. Hay que reconocerlo, sabe cómo hacerlo. Acaba de terminar con la polémica de sus faltas de ortografía en la respuesta que dio a uno de sus seguidores, pero a esta le han precedido cien más que se quedan cortas con todas las que llegarán, un daño colateral necesario que complementa su faceta de influencer.     

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Pjs all day 🌹

Una publicación compartida de Luisa Fernanda W (@luisafernandaw) el

Y a pesar de toda polémica, o por ello, las marcas siguen contando con Luisa Fernanda W como imagen de sus productos. Mascarillas, cremas, bikinis o pijamas, todo es posible con ella y todo se vende. Y da igual que se siente en un sofá con un vestidito de los de infarto, una abertura de las kilométricas para enseñar piernas y una pose de las de provocar. Porque lo de menos es el lugar y el cómo, la cosa está en quién. Y si además le rodea la polémica, mejor. Casi que sería bueno que invitara a Pipe Bueno a una de estas sesiones, porque la presencia de los dos reventaría expectativas y ventas. Porque se sigue hablando de ellos y ellos siguen jugando con apariciones y publicaciones. El juego del ratón y del gato que siempre es un éxito y que tan bien se le da a ella.