¡Madre mía! A Lina Tejeiro se le abre el albornoz ¡mientras se graba!

Intenta desviar así los comentarios sobre su vida privada

Lo de Lina Tejeiro con sus parejas, con sus novios formales o con los que casi casi llegaron a la categoría de marido es de traca.

Menudo sinvivir y menudo trajín, todo el día desmintiendo y quitando importancia a minucias, no es de extrañar que se canse.

Ahora le ha tocado el turno a Norman Capouzzo, el que tuvo la idea de compartir unos días junto a Carmen Villalobos y Sebastián Caicedo durante su luna de miel, y que ahora, según dicen, anda de capa caída con Lina, ¡y eso que lo suyo prometía!

Que si ya no se publican fotos juntos o que la frecuencia con la que se ven ya no es la misma que antes, no es de extrañar que la colombiana esté hasta los pelos.

“No estoy con el amor, porque del amor yo no vivo, de amor yo no pago las cuentas ni las tarjetas de crédito, así que tengo que trabajar, trabajar mucho, por eso no estoy con el amor” dice Lina cuando la preguntan sobre Norman.

Y se pone a trabajar porque tiene que pagar.

Lina es imagen de muchos productos de cosmética, cremas y potingues que se venden como churros con el reclamo de su rostro. Sobre todo si en el momento de publicidad aparece una Lina en albornoz, sin terminar de abrochárselo y donde deja que se entrevea ¡el inicio de su delantera!

Vaya forma de grabar un vídeo, de incitarnos a utilizar esos productos y de tapar la polémica que ahora le rodea con otra polémica aún mayor.

A saber lo que pensará Norman al verla, lo mismo lo ha dejado sin palabras y por eso ni le escribe.

O lo mismo es que su chico ha pasado a la historia y ya no lo es más, que con Lina en temas de corazón, nunca se sabe.