¡Madre mía que visión! Se abre el albornoz de Demi Rose y se ve esto

Así se las gasta la modelo curvy

Hasta las más guapas necesitan sesiones extra de belleza y relax para potenciar el atractivo, si es que eso es posible.

Y es que cuanto más mona es una, parece que más cuidados le pide el cuerpo aunque no le hagan falta, porque ni Demi Rose ni ninguna otra de la sección rosa parecen andar muy faltas de este tipo de atenciones, aunque ellas crean lo contrario.

A medida que aumenta el volumen de la modelo curvy parece que también aumenta su caché, con Demi lo del volumen de sus curvas y el tamaño de la cuenta corriente y de sus ingresos es proporcional.

Bikinis, escotes y la mayor parte de las veces con una tela tan mínima que no es posible tapar todo lo suyo, así es el día a día de la maniquí, ella enseña y nosotros vemos, mejor imposible.

Pero decíamos que aunque guapa, también se cuida, y mucho. Nos dijo que sus curvas se debían a la pizza y la hemos pillado en más de una ocasión haciendo ejercicio, si ahora nos dice que su piel y su tersura es cosa de genética, como que lo vamos a dudar.

Porque la hemos pillado, la hemos cazado en lo que parece ser el atuendo estipulado para una sesión de belleza, de las de albornoz y toalla en la cabeza, de las de masaje, fuera impurezas y hola cuerpo divino, así luce Demi en albornoz.

Y el caso es que como es habitual, ni el albornoz podría estar del todo cerrado porque ni ella ni sus curvas lo quieren, ni su pose podría ser más sensual.

Otra forma de enseñar y hacer que la imaginación trabaje un poco, que demasiado fácil nos lo pone Demi con sus publicaciones, aunque con ella, no nos importa estrujarnos la cabeza un rato.