¡Manos de santa ¡Jennifer López lo toca como nunca habrías imaginado

Sus manos se posaron y comenzaron a agitarse ante el estupor de los presentes

Muchos tenemos habilidades escondidas que no quieren mostrar. Otros muchos no las tienen, pero presumen de ellas. Pero ya saben el dicho, dime que presumes, y te diré de que careces. Seguramente de una inteligencia emocional que te lleva a inventarte cosas sobre ti mismo con tal de intentar aparentar algo que no eres. Pero ese es otro tema.

Dentro de las habilidades ocultas, hay algunas que son más, digamos, cuantitativas que otras. Uno puede ser el mejor, por ejemplo, escupiendo un hueso de aceituna o puede ser el mejor haciendo Freestyle. Pues hombre, no es lo mismo lanzar un hueso a 6 metros que crear una canción improvisando sobre una música en repetición. Como digo, el talento es caprichoso y puede que aunque lo tengas es mejor mantenerlo guardado.

Jennifer López tiene muchos talentos. Muchos que ya no están ocultos. Hace tiempo que los sacó a la luz. Gracias a Dios. EL primero de todos es el de cantante. Su primer disco allá por el año 2000 revolucionó la música en Europa. Era prácticamente la primera latina que venía a España con esos ritmos latín dance que nos dejaron a muchos con la boca abierta.

Luego vinieron las películas y su talento para actuar. Llegó a Hollywood tan rápido que nos dio tiempo casi a sentarnos para poder disfrutar. Llegó, además, para quedarse. Que es lo que más cuesta. Pues llegar y no volver lo hacen muchos. Pero el quedarte una vez has llegado a la cima, eso es lo realmente complicado.

Ahora la hemos visto tocar un instrumento que pensamos que jamás íbamos a verlo tocar: el piano de cola. Tiene talento la puertorriqueña para todo, visto lo visto, y posa sus dulces manos sobre el piano para proyectar su música. Nos hemos quedado igual que los que estaban en la sala viéndola tocar, sin palabras ni poder reaccionar.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Moody 🖤 #rainydayfeels

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

No sabemos cual será el siguiente talento que nos demuestre la buena de JLo, lo que está claro es que indiferente nunca nos va a dejar.