Mario Casas pasó a la historia: Blanca Suárez lo sustituyó por Javier Rey

Parece que a la actriz no le gusta estar sola

A Blanca Suárez le gustan los guapos, los actores jovencitos y de moda que se pasan de atractivo, como dicen que es ella.

La cosa es empezar como amigos y luego dejar que la actriz dé el paso que les permite abandonar esa condición y ser reconocidos como su pareja. Así empezó con Mario Casas, el causante de los suspiros de miles de adolescentes, el amor de la vida de la actriz que al final no lo fue tanto.

No sabemos si por la condición de famosa o por los aires de diva venida a más, Blanca se cansa enseguida de sus acompañantes. Quita uno y pone otro con una facilidad pasmosa, el tiempo de soltería no le dura nada.


Parece ser que 'la chica del cable' ha vuelto a encapricharse de otro actor, de Javier Rey, el guapo narcotraficante Sito Miñanco en la aclamadísima serie Fariñas. Otro moreno, otro guapo y otro actor, las premisas de Blanca para convertirlo en pareja.

Siempre pendiente de que su vida privada sea tan privada como su condición lo permite, no nos cabe en la cabeza como Blanca, sabiendo que es objeto de objetivo y de flahes se ha dejado pillar en actitud de lo más cariñosa con Javier, paseando por las calles de Madrid y sin darle ninguna importancia ni a los viandantes que los miraban sorprendidos ni a las cámaras que captaban el momento.

La amistad de esta pareja también viene de tiempo atrás, compartieron serie juntos pero nunca se pensó que pudieran tener algo entre otras cosas por la diferencia de edad –casi 10 años- entre ellos. Pero está visto que nos equivocábamos.

Blanca vuelve a contar con acompañante y a evadir respuestas cuando le preguntan por Javier. Aunque esta vez de nada va a servirle negarlo, las evidencias están ahí.