¡Máxima tensión! El vestido de Issa Vegas amenaza ¡con estallar!

Yanet García no tiene nada que hacer

Desde que se ha confinado en casa y ha desarrollado un estilo de entrenamiento algo particular, Issa Vegas ha cambiado. Si antes llamaba la atención ahora parece haber aumentado su tamaño según los vestidos con los que aparece en sus publicaciones.

Para mantenerse en forma, Issa ha dividido el cuerpo en secciones y cada día lo dedica a una de ellas. Hoy fortalece piernas, mañana lo hace con los brazos y al día siguiente lo hará con los glúteos, dice que así los resultados se notan antes. El método lo ha puesto a disposición de sus seguidores con vídeos que indican cómo se ha de proceder.

Y además de hacer ejercicio, Issa ha aprovechado el confinamiento para sacar a la luz algún secreto de su pasado. Acaba de confesar que antes de hacerse famosa por sustituir a Yanet García al frente de su programa se vio obligada a trabajar como camarera en Hooters, la cadena de restaurantes americanos.

Pero no sólo fue esta su relación con este establecimiento, la deportista participó en el certamen de 'Miss Hooters', un concurso de belleza que se celebra en estos restaurantes y cuyo objetivo es premiar a la camarera más guapa, más divertida y más espontánea.

Para disgusto de los clientes de Issa y para la propia presentadora, Issa no pudo hacerse ni con el título de ‘Reina de la lechuza’ ni con el premio, y es extraño, porque al verla con un vestido como el que lleva que amenaza con estallar es difícil negarle la corona de lechuza y cualquier otro premio.

Entre las recomendaciones para estar en casa estos días, lo único que se le ha ocurrido a Issa es que nos hagamos con garrafas de agua de varios litros para utilizarlas como pesas, el ejercicio es su forma de matar el tiempo.

Y se ve que tiene sus resultados, por lo menos es lo que dicen los vestidos que se pone, a punto de estallar por culpa de tanta agua.