Megan Fox lo enseña, se le marca todo ¡y lo tiene pequeñito y perfecto!

Fotografían a la actriz en la calle: deja esta perla en plena calle ¡bestial!

¿Quién no se acuerda de la icónica imagen de Megan Fox abriendo el capó de Bumblebee, el legendario miembro de los Autobots, en la primera película de la serie de largometrajes de la adaptación cinematográfica de Transformers? Pocos y pocas. La actriz estadounidense nacida en Oak Ridge, Tennessee, Estados Unidos, con esa aparición (y durante el film) pasó del otracismo a ser la mujer más deseada del planeta. Una locura.

Desde entonces la relación con el cine y la audiencia de Megax Fox ha pasado por diferentes momentos, algunos más álgidos y otros más tormentosos, pero siempre trascendentes. Antes de ponerse en la piel de ‘Mikaela Banes’ a la que interpretó en la ficción de la comentada saga y que protagonizó junto a un joven Shia LaBeouf, bajo el mando del director Michael Bay, había debutado en ‘Holiday in the sun’ y pasado por actores secundarios en superproducciones como ‘Dos policías rebeldes II’.

Tras perder peso después de ese fulgurante inicio, Megan ha sido partícipe de otras producciones importantes como ‘Tortugas ninja’, donde interpreta a la mítica April O'Neil, amiga de las tortugas mutantes, la cual se quedó lejos de recibir una crítica positiva y no fue el éxito esperado y otras que están por llegar, como ‘Zeroville’, su último trabajo en el séptimo arte dirigida por James Franco, que también es actor principal, y que se desarrolla en el Hollywood en 1969.

Pero si hay otra faceta por la que Megan Fox es admirada y seguida por millones de seguidores en todo el mundo es por su belleza, absolutamente brutal, y específicamente en ella su mirada penetrante, fría y a la vez cautivadora. Prueba de ello son los múltiples encuentros con los fotógrafos, ya sea premeditados o casuales, como este que os traemos, donde la actriz sabe marcar su cuerpo y deslumbrar con sus curvas, algunas más grandes y otras más pequeñitas, pero todas perfectas.