¡Menuda visión! Demi Rose se atreve con un mini vestido ¡de cuerdas!

Todo lo que sea mini va con ella

Salta a la vista que la estrategia de Demi Rose para seguir conservando su puesto como diosa de las curvas es hacerse la inocente, aunque de eso no tenga nada.

Porque con su cara dice ir de niña buena, de las que no ha roto ni un plato en su vida, pero con su cuerpo el mensaje es todo lo contrario.

Demi se ha propuesto ni pelear por su sitio, ni dejar que otras recién llegadas se suban a la fama y reconocimiento público valiéndose del nombre de la curvy y de atributos parecidos a los de ella, que no los mismos. No va a pelear porque ya lo tiene ganado, así es como pretender enfrentarse.

Y si unas vienen con top, con leggins y con escotes de vértigo que harán que más de uno pierda la cabeza al mirarla, la curvy va a continuar con su tendencia, con los cortos, los minis, los de poca tela y a soliviantar ánimos, que eso se le da muy bien.

Por eso esta vez ha acudido a las cuerdas, a los minis y a los ceñidos todo en la misma prenda. Comprimir caderas y delantera a base de poca tela, no dejar más que unas tiras a la altura de delantera que aguanten los envites del tamaño y, debajo del vestido, piel y más piel, que el resto, sobra.

Y toda esta puesta en escena, con cara de no haber roto un plato en su vida, con mirada inocente y apenas maquillaje, la sensación de candidez absoluta, ¡qué manera de engañar más buena, Demi!

Lo próximo para seguir estando en escena ha de ser grandioso para superar esto. O al menos, carecer de tela, de cuerdas y de lo demás, porque de otra forma no nos imaginamos cómo podrás superar lo de hoy, aunque con tus ideas y con lo tuyo, todo es posible.