Mia Khalifa lo vuelve a hacer ¡Se le vio el conejito en la foto!

Está en la calle y no se corta

Pocas mujeres dedicadas a la industria del cine para adultos han llegado tan lejos últimamente como lo ha hecho la actriz libanesa más conocida en el mundo: Mia Khalifa. La beirutí supo ganarse al público a través de un nuevo enfoque dentro de una industria muy hermética, y hoy, retirada, goza de cierta popularidad, sobre todo en sus redes sociales, como Instagram, donde tiene algo más de 18 millones de seguidores.

La carrera de Mia en este polémico mundillo ha sido de las más cortas y a la vez meteóricas que se recuerdan. Ella, que aunque nació en Beirut en 1993, emigró a los Estados Unidos con solo siete años. Catorce después debutaría como actriz y en solo un año le dio tiempo para posicionarse como una de las intérpretes adultas más vistas del planeta y, en solo un año, en 2015 retirase, dijo, desilusionada con un ambiente que le había decepcionado.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

My burgers-in-bed partner for life 🥰 @robertsandberg ♥️

Una publicación compartida de Mia K. 🇱🇧 (@miakhalifa) el

Y pese a que es una chica muy sonriente, la actriz lo ha pasado mal, sobre todo tras hacer un vídeo, durante su época en activo, en el que actuaba con hiyab puesto, algo que enfureció a no pocos actores peligrosos de Oriente Próximo y que, según dice, le valió varias amenazas de muerte. Esa fue una de las razones que le llevaron, tras 26 películas rodadas, a firmar su final en la industria dejando, eso sí, un reguero enorme de seguidores, dentro y fuera del ámbito árabe. Aún hoy hay un dato revelador, Mia fue la actriz más buscada en Jordania, Líbano y Siria.

Ella ha ganado varios premios y en 2017 decidió rodar solo una película junto a Tony Rubino, con la que puso punto y final a esa vida. Hoy en día es una irreverente influencer que no duda en posar mostrando sus atributos o algunas escenas cómicas de su vida. Como esta en la que se muestra feliz con su nueva mascota: un conejito.