El modelito de Andrea Valdiri en el yate: “¡Esto es una locura!”

La bailarina se desata en su fiesta

Las hay que celebran su cumpleaños rodeadas de amigos y familia y comiendo torta, y las hay que se marcan un "porque yo lo valgo" y se dan una vuelta en yate a saber por aguas de dónde para contar al universo cómo se celebra en su cumpleaños. Andrea Valdiri es de estas últimas, de las de que se entere el mundo entero que es su día y de ver qué le van a regalar. De las del regalo más grande y más estrafalario, de los que se miden en dólares que el cariño se puede reservar para otros días y además, no cuesta. Y parece ser que amigos, familiares y novio siguen las reglas que marca la coreógrafa para su fiesta de celebración y lo llevan a rajatabla. 

Que no se diga que recibir un carro, una camioneta blanca como regalo por su día no es ya una pasada, más que suficiente. Que el más difícil todavía es posible si tu novio aprovecha tu fiesta para demostrarte todo lo que te quiere y más paseando en parapente un mega cartelón una felicitación con mensaje de amor incluido, empalagoso hasta decir basta. Pero para algunas, como para Andrea, todavía todo esto no es demasiado y sigue buscando el más. Y al final, lo consigue. Pasear en yate, podría ser la guindita del pastel para celebrar. Vestir de color burbuja de champán con un mini vestido que poco tiene de vestido y mucho de mini. De los de fiesta, de los de pierna y espalda al aire, de los que casi dejan ver lo que se esconde por debajo. Así no nos extraña que de vez en cuando la acusen de buscarse parejas pudientes, de las sobradas de plata, de los que contratan parapentes y regalan coches, para terminar celebrando en no un yate cualquiera. Vaya fiestón, como para no serlo.