¡Nada de nada! Jennifer López se queda sin galardón en los Spirit Awards

Esperaba irse con él en las manos y fue toda una sorpresa

Después de la borrachera de la Super Bowl y de estar acostumbrada a las mieles del éxito, Jennifer López pensó que la nominación a mejor actriz de reparto en los Spirit Awards iba a ser para ella. Pero el premio fue a parar a otras manos de otra y ella se quedó con la decepción marcada en el rostro, ¡no siempre se puede ganar!

En el reparto de los Spirit Awards hay que tener en cuenta que el objetivo es totalmente diferente a la ceremonia de los Oscar. Para empezar, sólo el hecho de celebrarlo en una carpa y en las playas de California dice mucho. Ni se admite la etiqueta ni se comenta el estilo. Los jeans y lo casual es lo que está permitido. Y lo mismo la diva del Bronx está acostumbrada a otro tipo de galas

Y a pesar de tratarse de cine independiente, la presencia de las grandes actrices está asegurada. Scarlett Johansson, Renée Zellweger fueron algunas de las que desfilaron por la alfombra azul -otra diferencia más con los Oscar- junto a Jennifer López.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Thank you Film Independent Spirit Awards for my Best Supporting Actress nod for my role in @hustlersmovie. 💜💜💜 📸: @gettyimages

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

La cantante parecía muy segura de poder aumentar el número de premios en las estanterías de su casa con uno más. Su papel como ‘Ramona’ en la película ‘Las estafadoras de Wall Street’ no había recibido malas críticas y JLo se mostró satisfecha con su actuación y con el resultado final de la película.

Para sorpresa de la celebrity, su papel no logró convencer al jurado que encontró la actuación de la china Zhao Shuzhen en la cinta ‘The Farewell’ como la idónea para hacerse con el premio.

No le viene nada mal una buena dosis de humildad a alguien acostumbrada a llevarse premios y aplausos por igual. Lo mismo el año que viene tiene más suerte en los Spirit, este año puede consolarse pensando en el éxito cosechado en la Super Bowl.