Natalia Paris revienta el verano con este video: “¡La reina de Colombia!”

La faceta más creativa de la colombiana

No todo es rosa en la vida de nuestros famosos. Cierto es que cuentan con incondicionales que les apoyan en todas sus causas y elevan su ánimo en los momentos más bajos, pero, en algunas ocasiones, los menos fieles lanzan dardos con la intención de dañar la imagen que podamos tener de ellos. De esto sabe mucho Natalia París. Ha vivido y vive las mieles de todos esos fans que la siguen sin condiciones, pero también ha sufrido el azote de aquellos menos amigos de la modelo. Empezando por la altura de la guapa colombiana. Natalia no cumple con la altura que se suele exigir para desfilar en pasarelas, es bajita, mide tan sólo 1.55 de ahí que su carrera profesional esté limitada prácticamente a Sudamérica

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

#tenerife. MAGIC! 🔥🔥🔥 @jamaisvu.musique #djnataliaparis #DEEPTECH #DJ

Una publicación compartida por DJ NATALIA PARIS 🎧 (@nataliaparismodel) el

Aunque ésto no ha supuesto menoscabo alguno a su autoestima a pesar de los comentarios poco afortunados de algunos. También ha sido el centro de la diana su vida amorosa. Su pasado como mujer de un narcotraficante del que ella se prendó sin conocer en qué andaba metido. Y la posterior desparación y muerte de él en extrañas circunstancias. Éste ha sido uno de los episodios más oscuros de su vida que hizo que sus inicios como empresaria y su carrera como modelo se vieran muy afectadas.  

También han intentado perjudicar de algún modo su faceta de DJ. Que si no tiene formación, que si le falta experiencia, que si no sabe de música son algunos de sus argumentos. Y la verdad, viendo su publicación, cualquiera lo diría. Música, ritmo y pista llena. Buen ambiente. Para que luego digan. Parece ser que los críticos a veces también se equivocan. Y que la DJ es lista y hace oidos sordos. Porque digan lo que digan, ella es DJ y también modelo. Sólo hay que verla.