Natti Natasha desvela su secreto más cautivador: la euforia es real

La celebrity dominicana sabe cómo llamar la atención

Natti Natasha forma parte de ese elenco de celebridades que sabe perfectamente cómo atraer la atención de sus innumerables fans cuando así se lo propone. Esta vez, con motivo de su primer embarazo, la cantante de 34 años ha dado a conocer por fin cual será el sexo del bebé que está esperando, un bebé que verá la luz dentro de algunas semanas: será una niña. Han sido muchos meses de espera y expectación por conocer esta noticia, pero al borde de su nacimiento Natti y su novio, Raphy Pina, se han puesto de acuerdo para dar a conocer públicamente una de las noticas de año en el panorama latinoamericano. 

Y es que Natti Natasha parece estar atravesando uno de los momentos más felices de su vida. Si hace escasos días se colocaba en los primeros puestos como una de las artistas latinas más escuchadas en los tres últimos años, ahora esta noticia será el punto álgido del estado de felicidad que atraviesa, más aún si tenemos en cuenta que los rumores de infidelidad que señalaban al productor y actual mánager de la artista nacida en Santiago de los Caballeros han puesto en jaque su relación en diversas ocasiones.

Además, la importancia de la noticia se puede palpar por el método en que la pareja (una de las más icónicas del panorama celebrity actualmente) ha dado a conocer semejante bombazo: decidieron desvelar semejante noticia desde un helicóptero, magia pura en una relación ya totalmente afianzada

Y es que Natti Natasha y Raphy Pina han dejado atónitos a sus fans ya que ambos se han mostrado muy cautos a la hora de hacer oficial noticias en el seno interno de la pareja: ambos tardaron muchos meses en hacer oficial su noviazgo, de la misma forma lo hicieron cuando ella se percató de su primer embarazo… pero ahora parece que ambos no han podido aguantar la noticia sobre el sexo de su bebé.

Eso sí, puede que nos sea la única gran bomba que recibamos de su parte este año ya que la pequeña puede ser la gota que colme el vaso para que el empresario de decida a hincar rodilla y confesarle su amor su amor a la que es su pareja desde hace algo más de dos años: suenan campanas de boda.