¡Ni Demi Rose! El top de Eva Padlock no aguanta y estalla ¡Vaya tamaño!

¡Impresionante! La increíble modelo española se toma el selfie en el momento justo

Es, sin lugar a dudas, una de las españolas del momento. Eva Padlock ha pasado del anonimato a la fama y lo ha hecho desde la más increíble, sincera y profunda sensualidad. Su canal de difusión es Instagram, donde la impresionante modelo española cuelga algunas de sus apariciones más explosivas (no sabemos si existe una sola publicación de la catalana que no sea una bomba de relojería)

Y es que Eva está consiguiendo que su fama como imagen de voluptuosidad transcienda fronteras, sobre todo debido a la belleza que posee y sus impresionantes atributos físicos, algunos muy voluminosos, que llaman la atención. Como hicieran (y hacen) las Demi Rose, Natalie Gauvreau o Anastasiya Kvitko, Eva suele deleitar al público con sus modelitos más infartantes, una sonrisa y ese par de razones que le han hecho tan popular entre el género masculino y femenino.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

@fashionnova ⛄️ #casualstyle 🙃 #happysaturday 😜😘 AD

Una publicación compartida de ➰Eva Padlock➰ (@evapadlock) el

También le viene parte de su éxito de sus apariciones en otros espacios públicos de notada trascendencia y en los que, una vez aparecida en pantalla, llamó la atención, como cuando fue Monster Girl. No es para menos, cómo no perderse entre su enorme boca y sus ojos almendrados que no duda en utilizar como arma de atracción masiva.

Y si a eso sumamos que su cuerpo está cincelado por el mejor dibujante de comics, como si de una heroína hercúlea se tratase, aunando a partes iguales unas proporciones enormes con una gran firmeza, entonces no extraña su éxito, que pueden haberla reportado más de un millón de euros de beneficio. Y son por cosas como esta: una inocente foto de Eva frebte al espejo con su móvil y que se convierte en viral por su top, que sufre las inclemencias de tener que soportar tanta presión y estalla uno de sus tirantes, dejando a la vista su hombro y sugiriendo mucho más.

Eva Padlock