Ni LeBron James ni Anthony Davis se creen esta locura millonaria Laker

El jugador se ha destapado como la nueva sorpresa

La victoria de Los Angeles Lakers ante Utah Jazz (127-116), aunque de circunstancias, ha vuelto a poner el nombre de los de púrpura y oro sobre el papel como uno de los más grandes candidatos al título de la mejor liga de baloncesto del mundo, posiblemente el más importante que hay (incluso por delante de Brooklyn Nets), y parte de este impulso renovado en las aspiración de la Fiebre Amarilla viene dado por el fichaje de Andre Drummond, la última sorpresa de la franquicia en cuanto a nombre, rol y excentricidades.

Sobre estas últimas no podemos en Don Balón Rosa pasar de puntillas por la última adquisición del center ex, entre otros, de Cleveland Cavaliers y es que Drummond se ha hecho una dentadura a medida forjada a fuego por billetes importantes: miles de dólares. Pero la estrella californiana no se ha hecho una dentadura al uso, sino una exclusiva de una súper estrella de la NBA a razón de más de 20.000 dólares.

El encargo del jugador de Los Angeles Lakers se hizo el pasado mes de febrero antes de aterrizar en la ciudad de la Baja California estadounidense, cuando el jugador formaba parte de Cleveland Cavaliers (donde también formó LeBron James, que de hecho es oriundo de Akron), y fue realizado en base a un molde de su pieza dental que ha confeccionado en exclusiva la prestigiosa firma de joyería AP The Jeweler. En total son 16 piezas dentales que están formadas de oro blanco y diamantes, estructuradas en dos líneas enfrentadas, ocho piezas superiores y ocho piezas inferiores, joya que recuerda mucho a la que se hiciera el jugador de los Hornets LaMelo Ball, que también se lo encargó a la misma casa de joyeros, especialistas en obras de diseño exclusivo.

Y parece que este capricho le ha sentado bien al jugador, que frente al mejor equipo de la liga anotó 27 puntos en 30 minutos, completando su estadística con 8 rebotes y 3 asistencias. Ni que decir tiene que las estrellas de los Lakers, The King y Anthony Davis, que ya están cerca de reaparecer, están encantados con Drummond y sus excentricidades si estas les ayudan a conseguir otro anillo.