Nicki Minaj se agacha y nos lo enseña, ¡quiere que se lo veas!

No defrauda nunca

Se ve que lo que se lleva ahora son las bodas exprés, de las de un día para otro, sin casi invitados y prorrogando la gran celebración a un futuro cercano o lejano pero sin fecha, que la incertidumbre vende.
Carmen Villalobos fue la única que la avisó con tiempo, Pampita por poco se nos pasa por alto y Nicki Minaj dijo que primero trabajo y luego bodorrio, que su nuevo disco corría más prisa que el ‘sí quiero’.
Y una podría pensar que la rapera tiene los pies en la tierra con eso de postergar el placer en pos del trabajo, pero cuando descubre que los anillos de su boda mega rápida llegaron a pasar el millón de dólares una se da cuenta de que todo forma parte de las excentricidades propias de la diva musical.

No contenta con los comentarios que ha suscitado su nuevo marido ni su enlace, la intérprete pretende seguir en su línea de desconcierto y polémicas, quitando la palabra a todo el que le dirige una mirada y cerrando bocas a base de estilismos y poses, lo de siempre.
Y como sabe que además de sus temas lo que atrae es su físico, Nicki premia a sus fieles con una pose donde deja a la vista el volumen de todo lo suyo, de su delantera y de su retaguardia, que se note dónde hay.  

 
 
Ver esta publicación en Instagram

Thank you for tuning in to #QueenRadio. Love you 😘

Una publicación compartida de Barbie (@nickiminaj) el

Vestida de ese color que tanto le gusta, el rosa, Nicki se agacha, nos manda un beso y coloca estratégicamente curvas para que se las veamos, quiere que lo hagamos y que sepamos que la que manda es ella.

Lo mismo Cardi B, la eterna enemiga, se sube por las paredes al leer sobre su boda, su anillo y ver su tamaño. Que la envidia sabe de temas, pero también de físico.