¡No te agaches! El mini short de Anastasiya Kvitko ¡no puede con tanto!

Siempre sorprende.

Anastasiya Kvitko sigue en la lucha para que las curvas le ganen a los cuerpos de pasarela. La facilidad que tiene para dejar a todos sin palabras con cada publicación es indescriptible. Claro que tiene a su favor un cuerpazo con medidas de ciencia ficción. Un 96-63-108 no es su número telefónico, sino la descripción numérica de una figura al alcance solo de los tocados por el Dios de la belleza. Pensar que las prendas en ocasiones no pueden con tanto es completamente válido, pues parecen llegar al límite de resistencia.

Usando un mini short en exceso ajustado, el principal consejo que se le podría dar a Anastasiya es que no piense en agacharse. Sin embargo, los intentos fueron insuficientes, ya que tomó la decisión de bajar y estar a nada de provocar que las costuras cedieran.

Afortunadamente salió una foto con toda la sensualidad y exuberancia deseada. El poder principal de la publicación fue el de mantener a sus seguidores pegados a la pantalla como si se tratara de una fuerza magnética.  

Anastasiya Kvitko y la rebeldía de sus tallas

La rusa se niega a cambiar sus tallas para adaptarse a la industria de la moda. Está a favor de la resistencia de las curvas contra los cuerpos preestablecidos. «No voy a cambiar nada porque estoy aquí por ser natural. Me considero perfecta», decía Anastasiya sobre si piensa cambiar sus medidas a lo que le piden para recibir otras oportunidades. 

A diferencia de lo que se piensa, para mantenerse por encima de las tallas de pasarela, Anastasiya Kvitko también entrena y conserva una buena condición física. Sobre sus rutinas comenta: «Hago deporte y paso mucho tiempo en el gimnasio». De momento está logrando su cometido al atraer las miradas de todas partes del mundo para conocer su historia y su objetivo. ¿Seguirá desafiando a la gravedad en sus próximas publicaciones?