¡No te asustes! Carmen Villalobos y Lina Tejeiro antes de ser famosas

Hace diez años parecían otras

Hubo un tiempo en el que en la vida de Carmen Villalobos y Lina Tejeiro no existía ni Sebastián Caicedoel marido más marido y más mediático del mundo mundial, ni Norman Capouzzo, el empresario que hace las delicias de Lina sin pretender siquiera hacerlo.

Porque hoy las conocemos como las vemos, con sus sesiones de gimnasio, sus cuerpos perfectos, sus caras maquilladas, sus peinados de peluquería y sus estilismos al más estilo Hollywoodiense, famosas al fin y al cabo.

Pero en el pasado de estas dos actrices, cuando quizás eran conocidas pero no en el grado y con los fieles de hoy en día, ni Carmen ni Lina lucían igual que lo hacen hoy. Ni su cara, ni su estilo ni sus cuerpos eran los mismos. Se nota que la fama las ha sentado genial. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Love is in the air 😍😍😍 ❤️ Que rico verlos y verlos tan felices @linatejeiro @ncapuozzo @sebastiancaicedo #madrid #lunademiel #

Una publicación compartida de CARMEN VILLALOBOS (@cvillaloboss) el

Hace casi diez años que se tomó la fotografía que la madre de Lina, Vibiana Tejeiro, ha publicado y lo primero que nos viene a la cabeza es la cantidad de tiempo que las dos artistas vienen compartiendo amistad, porque a día de hoy, siguen siendo las mejores amigas.

Luego es cuando ya nos damos cuenta del cambio físico que han sufrido las dos. Una Lina diez años más joven con la cara más rellenita y con flequillo, pero con los mismos rasgos y algunos kilos menos de los que luce hoy en día. Y también una Carmen más aniñada, también con flequillo pero con el mismo puntito simpático que tiene hoy día. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

#tbt @linatejeiro @palaciosjohana @dianasanchezl @cvillaloboss ❤️❤️❤️❤️

Una publicación compartida de Vibiana Tejeiro (@vibianatejeiro) el

Y es que el tiempo ha pasado, las cirugías estéticas lo mismo han ayudado algo y los años les han sentado a las dos demasiado bien. Y lo mejor de todo es que el aspecto de su amistad sigue siendo el mismo que hace diez años, ¡por muchos más Carmen y Lina!