¡No es posible! Will Smith obligado a enfrentarse a su peor pesadilla

El actor reconoce tener miedo

En la vida de Will Smith todo es improvisación, los productores se lo rifan para que actúe en sus películas pero los problemas también le persiguen con la misma voracidad. Will ha reconocido que ha tenido miedo puesto que no le ha quedado más remedio que enfrentarse a su peor pesadilla.

El actor reconoce que es un hombre hogareño que disfruta de la compañía de los suyos, aunque su hijo Jade y su hija Willow ya hacen sus vidas. Mientras Jade termina de decidir a qué quiere dedicarse, Willow se centra en sus facetas de modelo, actriz o cantante pop.

En una reciente entrevista en el programa ‘Red Table Talk’ presentado por su propia madre, la modelo reconoció que durante un tiempo fue adicta a la marihuana y que esta adicción afectó bastante a su vida y sólo le trajo problemas.

La peor pesadilla de Will Smith se hizo realidad, y además se confirmó en pleno directo, el actor afirma que tiene pánico a que sus hijos puedan caer en el mundo de las adicciones.

 

Con tan sólo 19 años Willow reconoce haber abusado de la marihuana y que en el momento de la entrevista llevaba tres meses sin consumirla porque se dio cuenta de que haciéndolo o no, sus problemas iban a seguir con ella.

Su madre, Jada Pinkett Smith, comentó en el mismo directo haber sido testigo de lo mal que se ponía su hija cada vez que consumía y que los efectos sobre el comportamiento de su hija eran aterradores.

Will sabe lo que es convivir con una persona con adicciones, de ahí su miedo. Su suegra Adrienne Banfield-Jones reconoció en el mismo 'show' haber sido adicta a la heroína cuando era joven, adicción que le llevó 20 años poder superarla.

Y aunque Willow afirma que estar confinada en casa puede incitar a que se consuma, ella tiene claro que piensa cumplir muchos más meses sin que la marihuana esté presente en su vida.