¡No le cabe en el asiento! Anastasiya Kvitko asombra al fotografiarse así

¡Menuda imagen!

Anastasiya Kvitko sigue creciendo convencida de expandir el mundo del modelaje. La evolución de la sociedad también ha llegado al modelaje con la influencia de la hermosa rusa que busca cambiar los estándares. En el pasado era impensado que una mujer con tantas curvas quisiera ser modelo, pero Anastasiya está rompiendo barreras. En una de sus fotos parece que no le cabe en el asiento, asombrando a propios y extraños.

En la imagen publicada, se puede observar a Anastasiya con un atuendo deportivo que destaca su curvilínea figura en su máxima expresión. Se encuentra sentada sobre un sillón que no parece tener las dimensiones necesarias para sostener su cuerpazo. Los comentarios mostrando admiración por su belleza no faltaron.

Actualmente, muchas marcas están detrás de la hermosa modelo para que sea imagen de sus productos, aunque no siempre fue así. A Kvitko le tocó pasar momentos complicados que la hicieron dudar sobre si el modelaje era realmente su carrera predilecta. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

How is your weekend going?❤️

Una publicación compartida de AK (@anastasiya_kvitko) el

Llegada a la fama de Anastasiya Kvitko

Desde pequeña soñaba con ser modelo y se mudó a los Estados Unidos en la última etapa de su adolescencia, en busca de cumplir sus objetivos. Su llegada fue complicada, pues al poco tiempo fue víctima de un robo a mano armada que le hizo cuestionar su estadía en Norteamérica. 

A pesar de esto, Anastasiya Kvitko se mantuvo en el país y comenzó a probar en numerosas agencias de modelaje reconocidas, pero el rechazo fue masivo. En todos los lugares donde buscaba una oportunidad le pedían que perdiera sus curvas, pero se negó. En lugar de perder ese atributo característico de su cuerpo, lo resaltó y se transformó en una influencer estrella. 10 millones de seguidores en Instagram son la evidencia. Algunos la comparan con Kim Kardashian, sin embargo, Anastasiya confiada de su cuerpo comenta: «no me gusta que me comparen con ella, está muy por detrás de mí».