¡No verás nada más grande! Andrea Valdiri y su última foto

No se corta con el tamaño

Para asegurarte tu puesto en la palestra tienes que ser lo más, o tenerlo, que también sirve. La más famosa, la más influencer, la más guapa o la top, cuanto más, mejor. En el universo rosa no se usa la máxima de ‘más es menos’ porque en ellas menos, nunca.

Andrea Valdiri sabe de usar el más hasta su máxima expresión, hasta convertirlo en una filosofía de vida, que ya es decir mucho. La coreógrafa de las curvas más pronunciadas del panorama colombiano no se conforma nunca con poco. Todo es lo máximo en su mayor expresión. Si curvas las más grandes, si vestidos los más cortos y si escotes lo más pronunciados. Todo con la intención de la mayor de las famas, siempre más. En temas de maquillaje y accesorios tampoco se queda corta, exagera hasta el infinito y destaca todo lo que se pueda destacar de su físico pero basándose en el exceso, y al parecer, en ella, tiene su éxito.

Esta vez ‘el más’ lo ha puesto en sus ojos, en la forma de acentuar la mirada que del resto de su cuerpo ya se encarga ella. Y no se ha conformado con un maquillaje tricolor o con un rímel de los infinities, para nada. Andrea Valdiri ha echado mano de los postizos, de unas pestañas postizas, unas pestañas tremendas que a bien seguro dificultarán la apertura y cierre del ojo, unas pestañas que casi podrá utilizar como abanico en los días de calor. Unas pestañas tamaño XXL, como todo en ella, la de los excesos.

Y por culpa de los excesos, su nuevo tatuaje

Aunque el que fuera su último novio, David ya no lo es, Andrea conserva un recuerdo de él en forma de tatuaje como resultado de una decisión basada en el exceso de alcohol. David también conserva otro, producto de lo mismo. Y ahora, no son pareja, pero comparten tatuaje.

Se ve que el exceso se lleva, aunque no seas famoso.