Ojo a la bomba de Shannon de Lima (y es muy mala para James Rodríguez)

En el Real Madrid alucinan

En el Real Madrid ya saben lo que se dice de James Rodríguez. El futbolista colombiano ayer regresó a los entrenamientos del cuadro blanco, dos años después del último, y fue recibido como uno más. A pesar de que todo apuntaba a que iba a despedirse, ahora las apuestas aseguran que se quedará, pues Florentino Pérez ha convencido a Zinedine Zidane de que le dé una oportunidad.

Su traspaso al Atlético de Madrid se daba por cerrado, pero, tras la humillante goleada en el último amistoso, no quieren reforzar a un rival directo que, por el momento, está muy por encima de ellos, y que ya dispone de tres canteranos madridistas: Álvaro Morata, Marcos Llorente y Mario Hermoso. La afición no quiere ver más cambios de bando. 

En el vestuario algunos esperan ver la mejor versión del mediapunta de 28 años, esa que asombró en su primera temporada en el Santiago Bernabéu con Carlo Ancelotti en el banquillo. Aunque las expectativas tampoco son muy elevadas, pues en un principio será suplente y sus últimos años, primero en el cuadro blanco y luego en el Bayern de Múnich, no han sido especialmente buenos.

Y están al día de sus problemas. Varios pesos pesados se han enterado de cuál es uno de los motivos de su bajo e irregular rendimiento estos últimos meses: su pareja, Shannon de Lima. En Colombia muchos expertos y fuentes cercanas al jugador aseguran que la venezolana no es una buena influencia para él, pues le presiona en exceso y no le deja descansar todo lo que debería.

Además, cuentan que su fuerte carácter provoca muchas discusiones y peleas, lo que causa en James un gran estrés y mucha desconcentración. Rodríguez, por tanto, tendrá el reto de dejar atrás sus obstáculos y pelear por hacerse un hueco en el equipo. Una oportunidad que le ha llegado de rebote y que deberá de aprovechar.

No la volverá a tener.