¡Ojo al pijama de Elizabeth Loaiza!: "¡Diosa!"

Explosión de atractivo y sensualidad

El momento más temido de algunas es el momento levantarse de la cama. Amanecer con los ojos hinchados, el pelo revuelto sin ningún tipo de piedad, legañas que hacen pequeñas las retinas y una boca que se niega a emitir sonido alguno hasta bien entrada la mañana. Lo típico de cuando comienza a clarear el día en cualquier casa. Y si decimos esto de nosotros, que nos quermos mucho, mejor no decir nada de los modelitos que elegimos la mayoría para el momento sueño y en donde prima la comodidad ante la sofisticación y elegancia Aunque, después de ver a algunas que también duermen y también usan pijama, nos da por pensar que no a todo el mundo el amanecer les trata por igual. Lo mismo Elizabeth Loaiza es la excepción a esta regla, aunque como excepcional ella cuenta con muchos atributos, y no sólo físicos. Pero estabamo en el momento cama y el momento despertar. 

Y si alguien mas que la guapísima modelo se despierta con una sonrisa como la suya, que lo diga sin pudor. Y si alguna se despereza con la misma frescura, con el pelo tan peinado y estupendo como ella, e incluso, con los ojos perfilados y sin una pizca de rímel en las mejillas, que lo diga sin tardar. Porque eso sí que es excepcional. Y si además de todas esas virtudes, de entre las humanas y profanas alguna tiene tanto gusto en elegir las prendas para dormir como tiene Elizabeth y de posar con ella con sensualidad igual o parecida a la de nuestra modelo, que lo digan y suscriban rápido para ejercer el derecho de réplica. Que amanecer como lo hace la que fuera Miss Mundo Colombia es toda una proeza y hazaña digna de récord. Y tampoco estaría mal que apareciéramos en el Guinness.