Paola Jara lo tiene cada vez más grande: ¡La foto de espaldas!

¿Se habrá dado cuenta Jessi Uribe?

Si a veces la música une a dos que terminan siendo algo más que compañeros de escenarios, otras veces el mismo arte se encarga de que los protagonistas tengan que poner tierra de por medio para evitar que los rumores se conviertan en verdad aunque no lo sean.

Dice Paola Jara que ahora lo que le interesa es centrarse en su música y en su público, que lo de los líos de camerino y posibles sobre los escenarios no le van. Al menos, por el momento.

Y todo esto viene a cuento de todo el revuelo que han levantado con eso de la relación que no termina por confirmarse entre los dos que se dedican a las rancheras además de dedicarse piropos, entre Paola Jara y Jessi Uribe. Lo de Paola con él tendría un pase, una mujer soltera, guapa y que levanta toda clase de pasiones, pero resulta que Jessi anunció su divorcio al poco de su colaboración con la cantante. Y ahí empezó lo malo.

Ahora la cantante dice que no quiere compartir escenario con él. Que quiere evitar todo tipo de chismes y que los temas que han cantado en conjunto ahora sonarán en una única voz, poca solución parece que tiene la cosa. Porque como se puede ver Paola sigue sobre los escenarios, con sus canciones, con sus pantalones ceñidos y su retaguardia respingona que hace temblar a más de uno, pero sóla, sin más compañía que coros, bailarines y nada más.

Se ve que Jessi no es consciente ni del poderío corporal de Paola, ni de las dimensiones de sus curvas ni de que Paola es algo más que voz. Cuando quiera darse cuenta lo mismo es tarde y ya tiene otro compañero de música y sentimental. Que si la voz es un reclamo, las curvas lo son más.