Paola Jara se quita la ropa interior con un vestido transparente

La cantante se atreve con todo

Si piensas en cantante de rancheras lo primero que normalmente te viene a la cabeza es una niña bien, buena voz y presencia pero para nada sensual. Eso se debe a que no hemos pensado en primer lugar en Paola Jara, la también cantante de rancheras pero que rompe con todos los estereotipos de este tipo de género. Y es que sólo hay que verla. Cierto es que, como ella misma reconoce, en su día acudió a la cirujía para pulir algunas partes de su anatomía con las que no se sentía cómoda. Su nariz, su pecho y su cintura han pasado por quirófano. Pero el resultado es bueno y el conjunto en sí, sublime. De ahí que la cantante se atreva con todo. Con prendas cortas y ajustadas que le sientan como un guante. También con otras más largas pero igual de ceñidas. 

Y con transparencias. De esas que dejan entrever lo que hay sin enseñarlo por completo. De las que hacen bonito a un cuerpo bonito ya de por si. La colombiana se atreve con todo. Es consciente de su potencial. De que su voz está asociada a un físico. De que se debe a un público que la adora. Y por eso cuida sus aparciones y se cuida ella. Y por eso nos regala publicaciones como ésta. Porque sabe que no es la típica cantante del típico género. Y porque quiere enamorarnos. Y no sólo con su voz. Y vaya si lo consigue. Y aunque algunos se empeñen en intentar echar por tierra su buena imagen con bulos increíbles, la intérprete sabe cómo responder con contundencia, sin medias tintas, terminando con cualquier rumor por grande que sea. Una berraca, que dirían sus compatriotas colombianos. Y no, no es vanidad, es tan sólo la fuerza de una cantante de rancheras.