¡Pasión desmedida! Pillan a Cardi B en una situación íntima con su marido

Estaban disfrutando de una velada tranquila cuando la pasión se descontroló

Cardi B y su marido el rapero Offset hacen una de las parejas más icónicas de Estados Unidos en estos momentos. Los raperos mueven millones de seguidores y juntos están protagonizando momentos únicos e irrepetibles. Ser la pareja de moda no es sencillo tampoco para ellos pues casi no tienen intimidad y eso hace que su vida privada se vea sobrepasada.

El rapero, un icono en el mundo del rap, presentó el otro día el Billboard Hip-Hop Live en el Sony Hall de Nueva York. Palabras mayoras actuar en uno de los escenarios de más solera de los Estados Unidos. Offset era cabeza de cartel y cumplió con las expectativas creadas. El cantante hizo vibrar a un público entregado a sus letras y a su ritmo. Nada podía salir mal cuando su mujer e hija estaban abajo del escenario apoyando al cantante.

Y Offset, que no es muy dado a este tipo de mensajes en público, quiso agradecerlas el apoyo prestado durante sus años de carrera. No se puede negar que la relación con Cardi B le ha puesto en el ojo del huracán, también musicalmente, pero Offset ya tenía una larga carrera musical a sus espaldas antes de que oficializará su relación con la rapera neoyorquina.

Offset quiso que ambas subieran al escenario. La cantante con su hija Culture. Allí se besaron los tres y entre mucha emoción el público no paró de lanzarles vítores y aplausos. Hasta los chicos malos tienen corazón.

Al acabar el concierto, ya en privado ambos quisieron celebrar el día. Pero les pillaron en pleno momento intimo. Ambos bailaban muy pegados y se puede ver a Offset como mira con deseo a su mujer. Ella entregada a su marido baila bien pegadita para no coger frío. Siempre de buen humor ellos mismos colgaron la foto para que veamos que su amor es de verdad, no de esos que se venden por ahí.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Miss you babestar 😢

Una publicación compartida de Iamcardib (@iamcardib) el

Nosotros encantados de verles disfrutar. Lo hacemos con su música y ahora con sus bailes privados. Que más podemos pedir.