¡Peligro! Va a estallar ¡Anastasiya Kvitko elige una ¡talla mini!

Le gusta que le veamos así

Se nos han acabado los calificativos para designar a Anastasiya Kvitko, para darle nombre a lo suyo y hacerle justicia a la vez, harto difícil.

Hemos echado mano al diccionario, a la Wikipedia y a todo lo que se nos ha ocurrido para encajarla en lo adecuado sin ningún éxito, la modelo ha conseguido dejarnos sin palabras.

Pensábamos que la de Rusia había acabado con todo el repertorio de telas, telitas e hilos para ponerse en su cuerpo y decir que llevaba algo, pero se ve que no, se ve que la empresaria tiene ideas e imaginación para parar un par de trenes, y de los de mercancías.

Sigue echando mano de los escotes, de los vestidos que no consiguen tapar todo y de los bikinis que tanto le gustan, y a nosotros, pero de vez en cuando nos sorprende con alguna salida de tono para que no nos acostumbremos a lo mismo, que lo suyo es estar en nuestra vida todos los días a base de sorprender.

Parece que Anastasiya, de vez en cuando, practica deporte, o al menos se pone la ropa para hacerlo, que luego lo de sudar y el gimnasio es otro cantar, pero el atuendo, lo lleva.

Y como no podía ser de otra forma, el estilo de la curvy más curvy es el de siempre, el de marcar hasta decir basta a base de tallas menores que las que necesita y de leggins que casi suplican por dejar de apretar semejante retaguardia.

Pero Anastasiya parece no darse cuenta de ello y sigue con tallas minis, con ceñidos maxi y con retaguardia descomunal, ¡una artista en toda regla!

A ver si ahora se nos empieza a despejar la mente y todos esos calificativos que antes no encontrábamos empiezan a multiplicarse al verla. Porque otra cosa no, pero imaginación viéndola, tenemos un rato.